Rene Daumal. El Rol del Movimiento en una Completa Educación del Hombre.

“Primero, hay un caos interno, una profunda confusión; todo se pone en cuestionamiento. Te piden hacer un simple gesto y tan pronto como te apartas mínimamente de tus viejos hábitos tu cuerpo ya no obedece. Te piden expresar un sentimiento muy simple y tan pronto como desmontan tus máscaras o tus aprendidas actitudes permaneces inexpresivo o con la expresión inapropiada. Te piden hacer un simple esfuerzo de memoria, reflexión, cálculo y tan pronto como tus mecanismos asociativos, tus clichés y expresiones caen en las heladas cenizas de tus lenguas y cerebros, el funcionamiento de tu inteligencia te duele. Esta experiencia en la que la vida es mezquina, se te ofrece a cada momento. Cada minuto ves un poco más claro en las distintas formaciones de tu ser lo que es mecanicidad, muerte, sueño, cobardía, pose, vanidad, charla. Pero no serás aplastado por la desesperación porque verás un sendero abierto, una vía para establecerte en el parpadeante, pobre y desnudo destello que, con eclipses, brilla en ti. Verás un camino para vivificar esta pequeña llama, para alimentarla, para hacerla crecer y durar y poder apresurarte dentro del sendero libre que ella ha de alumbrar. Entonces entenderás que cuando el alumno que tiene tanta dificultad con el simple acto de andar, de repente de forma fácil y alegre lo hace, es porque finalmente ha caminado al paso dado – esta alegría es la señal de que su paso no está hecho bajo la pretensión física de andar sino que ha caminado conscientemente, armonizando su torso con su piernas, su cabeza con su corazón, su corazón con sus piernas. Gracias al contacto real contigo mismo,  cuando no únicamente un simple paso, sino un ritmo entero cobra vida en tu cuerpo sabrás qué significa esta alegría. En tu corazón descubrirás tesoros y montones de estiércol. Verá tu cerebro trabajar, tus teorías evidentes, tus mohosas estanterías cargando la habitación de arriba. Y quizás en ese momento, un ojo dentro de tu craneo se abra y expulse fuera bandadas de loros parlantes. Verás aquello que vieron los que se mantuvieron en pie: junglas, aviarios, zoológicos de gritos, murmullos, gruñidos, el reino del que eres rey y el desorden en el que ha caído el país debido a que el príncipe estaba dormido o soñando con países lejanos. Y el tiempo parecerá muy corto. Muchas aclaraciones que hacer, mucho orden que establecer y muchas órdenes que dar“.

Rene Daumal. The Role of Movement in the Complete Education Man. 1934  Gurdjieff International Review Vol V Nº1. Pág 31
Traducción: blancadakini

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *