Gurdjieff y el inicio de su búsqueda del Conocimiento Supremo- James Moore

“Durante este periodo el pensamiento de Gurdjieff a cerca de las fuentes tuvo un desarrollo crítico. El significado último de la vida orgánica en la tierra era un estudio absurdo o extravagante  -cosa que no podría aceptar-, o algo muy especial. Era el Santo Grial, el Vellocino de Oro, la Piedra Filosofal; un conocimiento que supera en tal medida todo conocimiento mundano que era inaccesible para la gente ordinaria. Y si aquellos que hablaban de esto no lo conocían, entonces quizás aquellos que lo conocían no hablaban de ello. La existencia innegable de órdenes secretas, de monjes y derviches, la natural propensión humana a esconder los tesoros y la amplia tradición poética de los ashokhs permitían sostener la hipótesis de una transmisión oral e iniciática de conocimiento oculto. ¿Una idea extravagante? Por cierto que lo era. Sin embargo se dejaba vislumbrar en la religión, los mitos, las leyendas y los cuentos de hadas. La historia también aportaba sus ejemplos específicos: los misterios de Delphy, Eleusis y Philae; la arquitectura de la catedral de Chartres; los trabajos alquímicos. Teniendo en cuenta la escala temporal, el nacimiento y renacimiento de culturas durante milenios señalaba una historia alternativa (no la historia popular de matanzas y crímenes), que registraba cómo las escuelas espirituales y hermandades de buscadores y seres instruidos pasaban su arca carga de significados de época en época a través del recurrente flujo de la barbarie. ¿Una idea romántica? Sí, lo era; pero esto no necesariamente la tornaba errónea. La tesis debía ser probada preferentemente por contacto directo. Pero ¿dónde estaban ahora esos misteriosos grupos de iniciados que había conocido en sus lecturas? ¿Dónde se encontraban los “Pitagóricos”, los “Esenios”, la “Hermandad Sarmung”?”.

Moore, James. Gurdjieff, anatomía de un mito. Estaciones, Buenos Aires 1996. Págs 37-38

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *