Gurdjieff, un camino de Presencia

“En el hombre como en el universo todo está en movimiento. Nada está inmóvil o permanece igual. Nada dura para siempre o termina por completo. Todo lo que vive evoluciona o declina, en un incesante movimiento de energía. Las leyes que subyacen a este proceso universal eran conocidas por la ciencia antigua, la cual asignaba al hombre su lugar adecuado en el orden cósmico. Según Gurdjieff las danzas sagradas transmitidas a lo largo de los siglos, encarnan los principios de este conocimiento y nos permiten aproximarnos a él de una manera dinámica y directa”.

Jeanne de Salzmann

El camino que propone Gurdjieff es un trabajo de Presencia anclado en el cuerpo, los Movimientos ponen en relación el cuerpo y la conciencia. Adiestramos la mente estando atentas a la respiración, al hara, a las posiciones, a las diversas secuencias, a los movimientos internos, a las sensaciones físicas, al grupo, a la música y al espacio.

No hay lugar para la divagación. Mente y cuerpo se mantienen unidos y abiertos para alcanzar la calidad de presencia requerida y, cuando ambos van juntos, el corazón solo puede seguirlos. Los tres centros (mente, cuerpo y sentimiento) vibran armónicamente estableciéndose un nivel de Presencia y de simplicidad de otro orden.

Recordar que este trabajo sólo tiene sentido en la medida que puedo trasladarlo a la vida. El reto es relacionarme conmigo, con las personas que me rodean y con el mundo en general desde el estado de presencia que requieren los Movimientos. La acción que buscamos en el terreno de juego es también un movimiento desnudo de “yo” que nace de un centro de quietud y silencio y expresa la actitud justa.

La Belleza que emana de esta quietud en movimiento está más allá de la mente conceptual y es una forma de arte objetivo. Cuando nos volvemos receptivas a nosotras mismas, a la esencia de la danza de la vida, podemos conectar con una sabiduría perenne, con una inteligencia suprema que se expresa a través de la acción encarnada, en este plano de conciencia accedemos a la inteligencia del corazón de la que surgen sentimientos profundos de Paz, Unión, Alegría y Amor, más allá del juego de opuestos.

Más Información:
http://movimientos-gurdjieff.net/los-movimientos/
http://movimientos-gurdjieff.net/las-clases/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *